1/9/14

Cómo influyen los espectáculos en el juego de los niños - See more at: http://espectacularkids.com/blog/es/como-influyen-los-espectaculos-en-el-juego-de-los-ninos/#sthash.vWxeo1LS.dpuf

¿Os parece que haya alguna relación entre un espectáculo infantil y el juego? Hay muchos beneficios de cómo influyen los espectáculos infantiles en el juego de los niños, y nosotras como madres los hemos ido descubriendo poco a poco. ¡No os perdáis cuáles!

Poco a poco los padres vamos siendo conscientes de la importancia que tiene dejar jugar libremente a nuestros hijos. Pero nosotros podemos favorecer el juego proponiendo diferentes espacios, materiales, actividades y contenidos que les motiven a jugar.

¿Qué beneficios tiene en el juego ver espectáculos infantiles?

Les ayuda a inspirarse

En el juego los niños representan aquellas dudas o experiencias que experimentan en su día a día. Es un medio para comprender el mundo que les rodea. Por eso, no nos sorprendemos cuando les vemos imitar a sus profes, a nosotros sus padres, e incluso a películas o series que han visto en la tele o en el cine. Entonces, ¿por qué no van a imitar un espectáculo infantil? La creatividad y el arte de los espectáculos les ayuda a inspirarse en sus juegos, a imitar a los personajes de los cuentos que se recrean, a imitar los trucos de magia. Lo más importante es que ellos lo representen a su manera y hagan evolucionar esa historia a través del juego.

Llegan a comprender mejor nuevos conceptos que poner en práctica

En mucho espectáculos infantiles no sólo se favorece el entretenimiento en familia. Nosotras, ya en eSpectacularKids quisimos mostrar espectáculos que favorecieran las habilidades expresivas, e incluso, de los idiomas extranjeros (para ello mantenemos en nuestro catálogo el español y el inglés). Ese proceso de aprendizaje y mejora se realiza a través del juego, así que dejémosles jugar libremente tras un buen espectáculo.

Favorece la imaginación y la creatividad

Un espectáculo infantil nos transmite que todo es posible. La magia, las historias, los personajes y los diferentes efectos nos conducen a imaginar y crear imágenes geniales en nuestra imaginación. ¿Cómo no van a favorecer la creatividad y la imaginación en los niños? Un espectáculo infantil hecho por profesionales es una gran fuente que nos ayuda a padres e hijos a recargar nuestra creatividad.

Una cosa tenemos clara; lo mejor de ser papás es que podemos disfrutar como cuando éramos niños de la magia del juego y de los espectáculos

Fuente: http://espectacularkids.com
Leer más:  http://espectacularkids.com/blog/es/como-influyen-los-espectaculos-en-el-juego-de-los-ninos/ 

31/8/14

Pieles atópicas en verano: cuídalas siguiendo estos consejos


Nos contaba la doctora Agustina Segurado que la dermatitis atópica afecta a un 8 o 10 por ciento de la población infantil, y que si bien su comienzo suele ser en los primeros meses de vida, la incidencia y prevalencia disminuyen conforme los niños crecen. Es esta una enfermedad de la piel benigna, aunque su evolución es crónica.

A estas alturas del año, ya nos estamos empezando a preocupar por proteger la piel de nuestros hijos frente a las radiaciones UV, a la vez que pretendemos aprovechar los beneficios del sol. Se sabe que a pesar de que el sol es positivo para las pieles atópicas, una exposición inadecuada es un riesgo que puede desembocar en daños a la piel de los niños: manchas, quemaduras o envejecimiento prematuro.

Dada su condición como enfermedad crónica, sería difícil que esta dermatitis tuviera una evolución positiva sólo dejando pasar el tiempo, por lo tanto será necesario el control médico y los cuidados adecuados. ¿Sabemos cómo cuidar estas pieles cuando llega el verano? La retirada de las temperaturas frías y la mejora de distintos procesos infecciosos propios del otoño e invierno (resfriados, gripes, etc), actúan de forma benévola sobre las piel e atópicas; pero a cambio llegan el sudor, la humedad, el cloro de als piscinas, y como hemos apuntado, las exposiciones prolongadas y sin control a las radiaciones.

La importancia de la higiene diaria
En verano es aún mas necesario mantener la piel atópica limpia, se evitarán así irritaciones por sudor o humedad, y sequedad por mantenerse el cloro de la piscina pegado a la epidermis. Según las circunstancias puede que sean necesarias dos duchas diarias, y puesto que hablamos de niños, perfectamente una de ellas la podemos dar sin jabón (quedarán limpios igualmente). Eso sí, ‘lo bueno si breve dos veces bueno’, así que un ratito corto lavando la piel con agua tibia es suficiente. No olvidéis utilizar de ser necesario el jabón especial recomendado por el pediatra o dermatólogo, ni tampoco hidratar bien después de cada ducha, dando tiempo a que la piel absorba la crema antes de vestir al peque.

Cuando nuestro hijo tiene dermatitis atópica, sabemos que la ropa debe ser de algodón (mejor 100 por cien, especialmente la ropa interior) porque evita los posibles daños provocados por fibras sintéticas (transpiración deficiente, irritaciones). Para lavar esta ropa buscaremos jabones no irónicos (o utilizaremos formulaciones tradicionales), y nunca utilizaremos suavizantes. Para el calzado optaremos en primer lugar por la tela, y procuraremos que tenga aberturas para que los pies estén bien aireados.

¿Playa o piscina?
En caso que pasemos parte del verano remojados en agua con cloro, podemos duchar a los niños con piel atópica antes de ir (y también extenderemos cremas de barrera por las zonas afectadas), y después para quitar restos de cloro. El agua de mar por lo general tendrá más efectos beneficiosos, pero no para todos, por lo tanto nos podemos dejar guiar por nuestra experiencia conociendo la respuesta de la piel de nuestros hijos.

Esto sí, además de tener en cuenta las horas a evitar para tomar el sol, seamos precavidos y busquemos cremas de protección solar con factor solar elevado y sin perfumes, parabenos, conservantes o perfumes. De lo contrario nos exponemos a reacciones fototóxicas. En este enlace, y en este otro, encontraréis las principales recomendaciones para utilizar correctamente la protección frente al sol.

Después del baño, o de la ducha, y antes de la hidratación, es conveniente secar suavemente para evitar dañar la capa grasa de la piel.

Todas estas recomendaciones acompañarán al tratamiento (si es que lo hay) prescrito por el médico

Me queda comentar que dentro de casa, es preferible seguir los consejos para mantenerla fresca, antes que utilizar aire acondicionado, que en cualquier caso, resecará la piel. Como veis cuidar una piel atópica en verano no es complicado, siempre que no descuidemos la rutina.

Fuente: http://www.pequesymas.com
Leer más: http://www.pequesymas.com/enfermedades-cronicas/pieles-atopicas-en-verano-cuidalas-siguiendo-estos-consejos 

30/8/14

Los niños quieren jugar con sus iguales, y necesitan más juego libre y sociabilizador


La catedrática de Teoría de la Educación de la Universitat de València, Petra Mª Pérez, nos contaba en 2012, que los niños cada vez dedican menos tiempo a jugar, por estar ocupados en actividades extraescolares, pero es que además, aquellos que juegan solos, lo hacen sobre todo con video consolas, dispositivos a los que hoy añadir las tabletas y smartphones (que esto de la tecnología avanza muy deprisa para bien y para mal). El estudio se llamaba “Juego y Familia”, y analizaba el binomio familia - juego, con la pretensión de conocer la calidad y cantidad de juego y ocio familiar de padres y madres con hijos de entre tres y 14 años.

¿Con quién quieren jugar los niños?
Pues con otros niños, y especialmente con los que tienen más cercanía o afinidad: compañeros, vecinos y amigos. Y es que no nos engañemos, aunque los padres debamos propiciar momentos familiares como salidas, visitas a los abuelos, juegos de mesa, o ver películas juntos, incluso implicarnos en la partida con la consola; para jugar libremente los niños prefieren a sus iguales.

Esto puede tener que ver con la necesidad de construir reglas grupales, explorar un mundo por caminos no trillados (para ellos), y construir espacios al margen del mundo adulto. Y esto es lo que los niños de ahora, de hace 20 , 40, 60 o 200 años, desean, y deben hacer como parte de su desarrollo y aprendizaje.

Pero hoy en día, muchos peques tienen dificultades para conocer bien a sus vecinos (poco tiempo después de las clases, fines de semana programados, padres que no se implican, horarios incompatibles), y a veces los amigos viven lejos, o no pueden reunirse con sus compañeros, porque no nos viene bien salir con ellos, y tampoco les dejamos transitar por el barrio.

Además hoy en día las familias son pequeñas, y para agravar la situación, puede que los primos vivan a muchos kilómetros de distancia…

¿Todo esto son excusas o forma parte de la realidad?
¿Los padres nos conformamos con que jueguen 30 minutos diarios durante la hora del patio?, 30 minutos bajo la vigilancia de los profes (que no digo que esté mal), sin poder salir del recinto, en medio de otros niños a los que no elegirían (o sí) como compañeros de juegos si no estuvieran limitados… Nos podemos conformar porque no va con nosotros ¿o sí?

Cuando salen por la tarde (algunos tienen la suerte de volver a casa a la hora de la comida), puede que tengan inglés, kárate, práctica de instrumento o patinaje. Más normas, poca espontaneidad, nada de juego sociabilizador (pero los humanos somos seres sociales, según tengo entendido).

Vale, estamos los padres, y en una situación aceptable, podemos tener tiempo y ganas de jugar, ¿es lo mismo?, pues no, claro, porque será divertido para ambas partes, y reforzará lazos familiares, pero a los niños no les servirá para desarrollar habilidades sociales necesarias (negociación, resolución de conflictos), o físicas (ejercitar el equilibrio cuando se trepa, la fuerza cuando se llevan ramas a la cabaña, la resistencia cuando se corre). No es lo mismo, no.

Los niños necesitan jugar con otros niños para su desarrollo integral y no sólo para divertirse como manifiestan los padres (78,7%) porque el juego socializador es el que permite mayor desarrollo de sus competencias emocionales y sociales

¿Vamos a seguir sin cambiar nada?
Podemos si son pequeños llevarlos al parque (aspiremos y luchar por parques ‘verdes’ como decía Soledad Román), y dejar que exploren sin hacer de padres / madres helicóptero; si tienen más de 8 años (9, 10, según donde vivamos), dejemos que salgan solos de casa para ir a la calle a relacionarse con los niños que ellos decidan.

También se puede organizar encuentros entre niños en un espacio público, en casa (si hay sitio), o simplemente crear vínculo con la familia del mejor amigo de nuestro hijo, de nuestra hija, para que pasen juntos un par de tardes a la semana, si tampoco hace falta que los padres tengamos que esperar a que acaben los juegos: ‘un día los cuido yo, otro tú’.

Hasta es posible llamar a la puerta del vecino, con la excusa de un nuevo juguete, de una pregunta, para que dos niños se conozcan, y quien sabe… no pasa nada, incluso si los otros padres parecen contrariados por la visita, o si el vecinito no tiene interés en nosotros. Cuando no intentamos nada, nada conseguimos.

El bajo índice de juego infantil en España, se debe al estilo de vida de las familias españolas influida por el avance de la cultura urbana, con hijos únicos o de edades distantes, que supeditan el juego a las actividades extraescolares y en cuyo entorno se han reducido tanto los espacios de juego como los amigos y vecinos de la misma edad para jugar

A la profesora Petra Mª Pérez, después de realizar el estudio, le preocupaba que los adultos animábamos a niños de tan solo 3 y 5 años a jugar con dispositivos electrónicos considerando estos últimos como un instrumento fácil y eficaz de entretenimiento, aunque fomente la soledad. Dos años después, los pediatras japoneses, ya han alertado sobre los inconvenientes de permitir que los dispositivos se conviertan en niñeras electrónicas.

Y es que al margen de que considero que debemos entender que la tecnología ha llegado para ‘sumar’ no para separar a los niños de actividades necesarias biológica, psicológica y socialmente… creo que estamos perdiendo de vista que el juego es un derecho de los niños, independientemente de la época que les ha tocado vivir.

Fuente: http://www.pequesymas.com
Leer más: http://www.pequesymas.com/noticias/los-ninos-quieren-jugar-con-sus-iguales-y-necesitan-mas-juego-libre-y-socializador 

29/8/14

El concepto "orden" no existe en el universo de mis hijos


Definitivamente, me rindo ante la evidencia. Lo he intentado de todas las formas y maneras pero es imposible, no lo entienden. Así que se acabó, queda demostrado que el concepto "orden" no existe en el universo de mis hijos.

Tengo muy claro que esas casas perfectas, con todo recogido son ciencia ficción, o bien sus habitantes son de escayola, pero es que ni siquiera llego a poder disfrutar de una de tipo medio, una de esas donde no reina el caos, al menos la mayor parte del tiempo.

Los lunes, nuestro ecosistema, también conocido en los viejos tiempos como "hogar, dulce hogar" se reinicia, así cual Pc, todo vuelve a estar en orden, sin sobrecargas, ni polvo, ni piezas por el suelo, migas en los sofás o peluches por cojines. Todo en perfecto equilibrio, el paraíso de muchos adultos y de mis hijos...ahora me explico.

Yo suelo llegar con mis hijos a eso de las seis de la tarde y todo está en su sitio. Todo este ecosistema dura intacto lo que tardan los peques en quitarse los abrigos y dejarlos uno en el pasillo y el otro encima de la mesa del salón, las mochilas, que aparecerán al día siguiente en alguna parte de la cocina o en uno de los armarios del baño, unos zapatos que no se sabe como terminan encima de mi portátil o en la cama del gato (hemos hablado seriamente con él y jura y perjura que no tiene interés ninguno por nuestros zapatos y que le registren, pero él no ha sido).

Como es lunes y me gustaría poder disfrutar de mi casa ordenada un poco más, mientras preparo la merienda enchufo el apaciguador de pequeñas fieras, conocido por su nombre comercial como "Televisor". Merienda lista y ahora en una relación directa con lo que les apetezca a mis pequeños gourmets las viandas que haya preparado e encontraré trozos de fruta, pan, chorizo, salami o fiambre en un radio de más menos tres metros de ellos.

Fin de la merienda y comienza la "hora feliz", para mis hijos claro, que consiste en ir viendo con que van a jugar durante cinco o a lo sumo, diez minutos. Para ello se van a pasar la siguiente media hora sacando todos y cada uno de los juguetes de su habitación que cual riada irá depositando trozos de plástico, madera, coches y barcos por el resto de la casa.

Moverse por un escenario así se convierte en una dura prueba digna del entrenamiento de las fuerzas especiales, para ellos, los más pequeños no es más que parte del paisaje. Cansado ya de discutir con ellos sobre la conveniencia de recoger un juguete antes de sacar el siguiente, pasé a ser un mero observador de sus movimientos.

Y así es como me di cuenta que en el momento en que un juguete toca el suelo se convierte en parte de la orografía de la habitación, es decir, lo que para nosotros es un obstáculo que retiramos o apartamos de nuestro camino, para ellos es un elemento más del terreno, como un arbusto, una roca enterrada en el suelo o un simple bache, está ahí y bien se salta, se pasa por encima o simplemente se rodea. ¿Acaso alguno de ustedes cuando va al campo se dedica a quitar los árboles y meterlos en el "cajón de los árboles"? Pues mis hijos con los coches tampoco.

Sólo cuando por despiste o fallo del sonar infantil uno de ellos pisa por error una esquina afilada es cuando aparecen los papaaaaaaa, los llantos y los "tonta pieza". Por supuesto, la pieza agresora ni se guarda, ni se deja en un lugar apartado sino que se coge y se lanza con fuerza, y a poder ser mostrando a todos los presentes lo cabreado que uno está, otra vez contra el suelo (otro día hablaré sobre el "sentimiento de culpa", otro sentimiento que tampoco existe en su universo).

Y así pasa el tiempo hasta que llega la terrible hora de recoger el tsunami, que es cuando comienzan los gritos, llantos, llamadas al orden y juramentos en arameo (estos por mi parte) de que mañana no se saca un juguete sin haber recogido antes el anterior. ¿Mañana? No se molesten, el concepto "mañana" tampoco existe.

Y luego ves esas imágenes de niños felices recogiendo sus juguetes según la escala de colores de Pantonne y miras a los tuyos que sólo les falta el pijama naranja ese que le ponen a los de Guantánamo, al menos por la cara que ponen y al ritmo que recogen y sabes que o tú te has perdido algún capítulo de esto de la paternidad o estamos rodeados de publicidad engañosa.

Y vosotros, ¿existe el "orden" en los conceptos de vuestros hijos?

Fuente: http://www.bebesymas.com
Leer más: http://www.bebesymas.com/habitacion-infantil/el-concepto-orden-no-existe-en-el-universo-de-mis-hijos 

28/8/14

Guía práctica para planificar desayunos y meriendas saludables

Que el desayuno y la merienda son importantes, lo sabemos; que en ellos se deberían incluir alimentos procedentes de más de un grupo (por aquello de no existir alimentos tan completos como para aportar todos los nutrientes que el organismo necesita), también.

Lo que pasa es que nos falta el tiempo, y a veces hasta las ideas… ello junto a otras posibles causas, origina que sólo una pequeña proporción de escolares vaya a la escuela bien desayunado. Un buen desayuno da la energía para sobrellevar bien las mañanas escolares, además incide (junto con el descanso) en el rendimiento académico. Y como ya habíamos comentado, el desayuno también previene el sobrepeso, aún a pesar de factores genéticos que lo predisponen.

Este post es para presentaros un documento de la Fundación Alimentación Saludable, con un montón de información sobre tipos de alimentos, necesidades nutricionales en el desayuno y la merienda, etc.

Yo creo que es interesante para aprender los conceptos básicos en cuanto a Alimentación Infantil, y para descubrir que en nuestro país lo tenemos bastante fácil, puesto que la dieta Mediterránea resulta estar bien equilibrada para niños y adultos.

Con un poco más de implicación, y organizándonos bien, podemos conseguir que los niños coman sano también en esas comidas diarias a las que, quizás, no siempre dedicamos la atención necesaria.

Un consejo que me gusta y se incluye en el documento es ‘ocúpate de que no falten los alimentos básicos (frutas, verduras, pescados, aceite de oliva...) y no te preocupes tanto por los alimentos prohibidos o restringidos... es más eficaz lo primero que lo segundo’

Sobre todo porque es una cuestión de educar para la salud, de priorizar todo lo que es sano, y no prohibir tanto para que nuestros hijos no se sientan en exceso atraídos por lo que les es vetado, y aprendan a cuidarse.

Y por último, no olvidéis dar ejemplo, también así les estáis educando.

Fuente: http://www.pequesymas.com
Leer más: http://www.pequesymas.com/nutricion/guia-practica-para-planificar-desayunos-y-meriendas-saludables 

27/8/14

La importancia de enseñar a nuestros hijos de dónde provienen


No me refiero a sentarles enfrente nuestro con dos años y enseñarles las teorías sobre el Big Ban, Adán y Eva o Lucy. Me refiero a explicarles dónde nacieron sus padres, sus abuelos, por qué hacemos unas cosas y no otras, es decir, lo que define nuestra base cultural.

Seguro que se quedará sorprendido y habrá un montón de preguntas sobre los orígenes de su familia y pasaremos unos buenos ratos con ellos. La importancia de enseñar a nuestros hijos de dónde provienen.

Está claro que durante los dos o tres primeros años de vida, a nuestro hijo le va a dar lo mismo si es de Cuenca, Holandés o Filipino, para él su mundo son sus padres y hermanos si los hubiera, el resto es algo que va o viene dependiendo del día. No digo que no sea importante, muchas veces esas personas que navegan a nuestro alrededor dejan en nosotros una profunda marca, pero en estos primeros meses quien de verdad le importa al bebé son sus cuidadores y tener sus necesidades cubiertas.

Es a más avanzada edad cuando un niño puede hacerse preguntas de por qué hacemos las cosas de una manera determinada y sobre todo, por qué hacemos las cosas de forma diferente a como las hacen los demás.

Los orígenes
No podemos esperar que un niño de cuatro o cinco años sienta con la misma pasión que nosotros las raíces familiares, sobre todo cuando en muchos casos no son las mismas que las suyas, aunque esto no se va a hacer notar hasta una edad más avanzada en que se sienta de aquí o de allá.

Para él, en estos momentos, ser de Madrid o de Barcelona es lo mismo que ser del Madrid o del Barça, lo será porque aquellos a quien quiere lo son y porque una camiseta o un plato le gusta más que otro, pero nada más.

Algo que si va a darle importancia son sus apellidos. Para él eso le está definiendo y diferenciando del resto de sus amigos. Mi hijo, al igual que sus amigos, juegan a cambiarse los nombres "papá, hoy me llamo Luis o león", pero no admite que se apellide de otra forma. Sus apellidos no son modificables, ni siquiera jugando.

Los abuelos
abuelos Que mejor para hablar de nuestros orígenes que aquellos que más atrás se remontan en ellos. Quiénes mejor que ellos para cantarles canciones de vuestra tierra a sus nietos, los que les pueden enseñar cómo se jugaba cuando nada llevaba ni una mísera pila.

Los abuelos son pequeñas enciclopedias con la historia de vuestra vida. Podéis ver las fotos de vuestra infancia, pero son ellos, los que se saben la historia que hay detrás.

Las famosas "batallitas del abuelo" son un magnífico entretenimiento para vuestros hijos y para vosotros, pues recordando vuestra infancia seguro os acercáis más a la de vuestros ojos y quizás encontréis muchos de los "por qués" de las cosas que hacen vuestros hijos. Es sorprendente cuando tu le reprochas a tu hijo que haga una cosa determinada y tu madre salta detrás de ti "pues tu lo estabas haciendo todo el tiempo, así que tiene a quien salir"

Los platos típicos de la familia
Vivimos en un país lleno de matices culturales, a veces regiones separadas por muy pocos kilómetros son como la noche y el día, culturamente hablando. Un plato como el cocido o la ensaladilla es muy diferente en Madrid, Barcelona, Lugo o Salamanca y dentro de cada zona, cada familia tiene su propia receta que incluso puede cambiar de padres a hijos.

Así que qué mejor forma para enseñarle a tu hijo de dónde viene su familia que mostrarle sus platos típicos. También es importante para mantener esa conexión con nuestro pasado, porque sobre todo si eres inmigrante y estás en un país de cultura muy diferente a la tuya, es posible que tu hijo pierda ese gusto por las raíces que tanto nos diferencia y a la vez que tanto nos hace ver que aunque seamos diferentes nos parecemos más de lo que creemos.

La música
Las canciones típicas de una zona es un rasgo que nos caracteriza y diferencia respecto al resto. A mi por ejemplo, que no me gusta nada el flamenco o la copla, se me va el oído, y los pies, cuando en un país extranjero oyes alguna canción popular española. O cuando nos juntamos en las reuniones familiares y alguien empieza algún compás de esos himnos de juventud de tu tierra.

En mi caso, las abuelas de los mis hijos cantan repertorios de nanas completamente diferentes a sus nietos, haciendo una lista común que ni con Spotify conseguiríamos.

Crear un árbol familiar
Un momento genial para pasar una tarde construyendo nuestro propio árbol familiar. Para los más pequeños seguro que es muy entretenido pasar una tarde en familia haciendo manualidades y para nosotros será una grata experiencia poder ver físicamente los lazos de unión de los diferentes miembros de la familia.

Visitar la ciudad donde nacimos o donde nacieron nuestros padres

Aunque ya no tengamos a nadie allí, seguro que puede ser un viaje interesante para todos el volver a la ciudad donde creciste, enseñarles a tus hijos dónde jugabas, la casa donde vivías, el colegio donde estudiabas, la tienda de chuches (si aún existe), etc. Veréis como para vuestros hijos es muy emocionante y habrá un montón de preguntas.

Fuente: http://www.bebesymas.com
Leer más: http://www.bebesymas.com/desarrollo/la-importancia-de-ensenar-a-nuestros-hijos-de-donde-provienen 

26/8/14

¿Estás entre los padres que nunca dejaría a sus niños en casa mientras se va de vacaciones?

Si es que sois de esas familias que se pueden permitir hacer un viajecito en vacaciones, ¿lleváis a los niños? Puede parecer una pregunta obvia, pero es que el club de ventas online Mamuky ha realizado una encuesta entre sus usuarios registrados, y han descubierto entre otras cosas que el 66,74 por ciento de los encuestados nunca deja a sus hijos en casa cuando se va de vacaciones. ¿Que pasa con el porcentaje restante?, encontramos un 21 por ciento que viajan en pareja al menos una vez al año, y un 12,25 realizan viajes más de una vez al año sin niños. El total de usuarios registrados de este club, es de más de 330.000, así que la muestra está formada por todas esas familias; a ellos se les ha preguntado sobre sus preferencias a la hora de viajar con niños.

Mamuky quería saber también sobre el destino preferido de las familias: para un 75 por ciento la playa es el lugar preferido, mientras que un 16,85 % se decanta por los lugares de montaña, y un 8 por los destinos urbanos

Pero antes de viajar debemos planificar, y en este sentido la mayoría de los encuestados (92 %) actúa según el tipo de viaje, es decir se toman más tiempo en viajes largos. Y también antes de viajar se deben hacer las maletas; de llenar las de los niños parece que se ocupan mayoritariamente las madres, y en un 1,75 por ciento de ocasiones son los propios peques (imagino que con alguna ayuda) los que se ocupan d este trabajo.

Y vosotros ¿viajáis con niños? ¿lo hacéis pero además realizáis algún viaje en pareja? Nosotros viajamos ‘en pack’ como lo llamo yo. Cuando mi marido o yo hemos hecho algún viaje sin familia ha sido en solitario y por cuestiones laborales o formativas. En nuestro caso no creemos necesario viajar a solas para revitalizar la pareja, aunque puede que según la situación (por ejemplo que los horarios laborales sean incompatibles y exista poco tiempo para compartir) esté justificado. De todos modos si lo vemos desde el punto de vista de los niños, ellos también necesitan a sus padres en esos días que los segundos tienen libres después de un año de trabajo.

Fuente: http://www.pequesymas.com
Leer más: http://www.pequesymas.com/viajar-con-ninos/estas-entre-los-padres-que-nunca-dejaria-a-sus-ninos-en-casa-mientras-se-va-de-vacaciones